Norteando Extremadura – Slowneando 

Extremadura, ¿Por qué no? Es diciembre y el tiempo acompaña así que ¡Dirección a Plasencia! Pasadas unas tres horas llegamos a la zona de parking conocida como La Isla y allí aparcamos a la Marley. El sitio tenía buena pinta, tranquilo, cerca del río y de un parque muy grande, un sitio ideal para pasear a los perros y jugar con las hojas caídas. Cuando se hizo de noche fuimos a dar una vuelta por la Plaza Mayor, compramos unas castañas asadas y fuimos paseando por las calles de Plasencia decoradas de navidad.
La noche pasó tranquila y dormimos bastante bien asi que desayunamos y fuimos de nuevo a visitar la ciudad de día.

Dimos un tranquilo paseo para ver su catedral y sus callejuelas, bajamos las escaleras mecanicas que unen casi directamente el parking con el centro de la ciudad y nos acercamos a ver el Parque Ornitologico de Los Pinos, un parque muy chulo donde puedes pasear rodeado de pavos reales, patos… ¡Minislowder no habló de otra cosa durante el resto del viaje!

Salimos del parque y pusimos rumbo a Granadilla.
El camino hasta Granadilla es un poco complicado en algunos tramos, como unos 6 kilometros son de baches y de carretera mal asfaltada, una vez pasado el tramo de baches llegas a una carretera, ya bien asfaltada, de curvas rodeadas de bosque, un entorno precioso que te lleva hasta un pequeño parking en la entrada amurallada del pequeño pueblo. Granadilla es un pueblo que se conserva tal y como era en los años 50, ahora un grupo de estudiantes y profesores son los encargados de cuidar y mantener el pueblo con la magia que lo caracteriza. Personalmente nos encantó, llegamos al atardecer y fue mágico sentir que todo está tal cual lo dejaron sus vecinos, manteniendolo con energias renovables, ganado…nos encantan este tipo de lugares. En invierno a las 6 de la tarde hacen sonar la campana para anunciar que cierran las puertas de Granadilla ¡Y más vale correr por si te quedas dentro!

Era bastante de noche cuando nos dirigíamos rumbo a Hervás,  quisimos pernoctar en la zona de la plaza de toros pero la noche no nos daba demasiada confianza así que decidimos ir a lo seguro y nos dirigimos al camping Las Cañadas. Pasamos una noche muy tranquila, los campings en temporada baja he de confesar que me parecen una maravilla por lo tranquilos y lo bonitos que están.

Después de desayunar y darle un repaso de limpieza interior a la Marley cambiamos aguas y nos fuimos a ver el famoso barrio judío de Hervás. Llegamos y estacionamos en una calle cerca del centro. El barrio judío de Hervás es uno de los más conocidos y mejor conservados de España, a día de hoy la gente que vive en la zona sigue manteniendo el barrio con los materiales y el encanto de la época trabajando de forma artesanal ceramica, cuero y madera. En la época de los Reyes Católicos muchas de las familias que vivían en el pueblo emigraron a Portugal pero otros se convirtieron a la religión cristiana y a día de hoy se les conmemora con una placa en el mismo barrio.

Comimos por la zona y fuimos dirección a Cáceres. Llegamos de noche y el área de autocaravanas estaba llena ya que es bastante pequeña pero se podía aparcar en el resto del parking así que estacionamos y ya que la temperatura era ideal nos fuimos a ver la ciudad de noche. Espectacular. Una ciudad medieval preciosa.

Mientras paseabamos nos topamos con una grata sorpresa, una actuación teatral representando leyendas e historias de la ciudad. Nos quedamos a ver una de las representaciones y nos encantó. Mas tarde nos enteramos de su nombre: Juglar por la Noche. Lástima no conocerlos antes para poder contratar una visita guiada con ellos.

Mientras paseabamos la gente hacia comentarios en referencia a la serie Juego de Tronos y es que en unos días iban a rodar en la misma ciudad.
Al día siguiente mientras visitabamos a fondo la ciudad vimos que comenzaron a cortar calles y a empezar con los preparativos para el rodaje así que fue una buena idea haberla visto la noche anterior. Si eres fan de la serie es probable que hagan rutas con los enclaves más destacados en el futuro, informaos 😉 desde luego fue genial ver como creaban decorados y modificaban la ciudad en pocas horas. Para nosotros que somos muy fans nos pareció alucinante.

Esta salida fue de cinco días desde Madrid y tranquilamente pudimos disfrutar mucho del norte de Extremadura, las paradas en las oficinas de turismo son obligadas y tenemos mucha información de lugares que se nos han quedado pendientes así que volveremos ☺

P.D: Descubrimos que la torta del Casar es un queso (pensábamos que era algún tipo de bollería) y está delicioso.

¿Has viajado por Extremadura? ¿Que lugares nos recomiendas?

Anuncios

2 pensamientos en “Norteando Extremadura – Slowneando 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s